Las necesidades de los partidos y la relajación de los candidatos marcan el último análisis

01Mar09

En el Berria del sábado, Ibarretxe aparece como noticia importante. El diario dedica una pieza de una página completa al análisis del último día de campaña del jeltzale. Ésta va acompañada de una fotografía favorable el candidato, en la que aparece retratado en uno de los momentos del cierre de campaña junto a sus compañeros de partido. El titular recoge la idea fuerza del mitin de Ibarretxe que hace referencia a “la necesidad de participar en las elecciones para luego poder criticar” (“Kritikatu ahal izateko parte hartu egin behar dela esanez eskatu du botoa Ibarretxek”). Por su parte, López aparece también como noticia importante. El diario dedica dos piezas importantes a la campaña del candidato socialista. La primera, acompañada de una foto favorable al candidato en la que aparece sonriente en un momento de un acto electoral, describe bajo el siguiente titular “el final de campaña, de nuevo el punto de inicio” (“Kanpainaren amanera, abiapuntura berriz ere”), el desarrollo de la marcha en autobús desde Gasteiz a Portugalete. La segunda recoge el acto electoral realizado en Gasteiz tras finalizar la marcha en autobús. La pieza recoge literalmente las palabras del candidato socialista aludiendo a “la petición de voto de López, para poder gobernar sin hipotecas” (“«Inoren hipotekarik gabe» gobernatu ahal izateko, botoa eskatu du Lopezek”). Esta noticia va acompañada de una fotografía favorable al candidato, en la que aparece en un momento del cierre de campaña. Finalmente Berria no dedica pieza informativa al candidato del PP, Antonio Basagoiti. Es destacable que ninguno de los tres candidatos tiene presencia en la portada del sábado. El diario abre portada haciendo referencia al día de reflexión previo a las elecciones.

En el Berria del domingo, ninguno de los tres candidatos aparece como noticia importante. El diario dedica una página completa bajo el titular “Día para volver a las raíces” (“Sustraietara itzultzeko eguna”), al resumen de las campañas electorales del PNV- EAJ y PSE-EE entre otros, con la ausencia del PP. Es remarcable que la portada del diario no hace referencia a ninguno de los candidatos sin embargo recoge una referencia  a la ilegalización de D3M aludiendo a que “estas elecciones estarán condicionadas por las ilegalizaciones” (“Legez kanporatzeak baldintzaturik egingo dira Legebiltzarrerako bozak gaur”).

Deia lleva a Ibarretxe a la portada el sábado, como noticia principal, con amplias fotos favorables y destacando sobre los otros candidatos. Se le vincula con capacidad de gestión y compromiso con el país y se muestra el acto de fin de campaña en el que una multitud de miles de personas coreaban su nombre. Como noticia importante, pero en un segundo plano, López reclamaba “un último esfuerzo para dejar atrás por mucho el empate técnico” con un lenguaje y fotografía neutras. Basagoiti no aparece más que de forma indirecta.

El domingo, Deia ha mostrado a doble página a todos los candidatos, dándoles mucho mayor espacio a Ibarretxe y López, que aparecen enfrentados, mirándose el uno al otro desde ambos márgenes. Pero, mientras el tono hacia Ibarretxe es claramente favorable, el de López hace énfasis en su escasa preparación, que se opone a la amplia experiencia de Ibarretxe. Basagoiti aparece diluido entre las pequeñas piezas dedicadas al resto de candidatos con tono neutro y foto favorable.

El Correo del sábado muestra la dicotomía a la que, leyendo la portada, deberá enfrentarse la sociedad vasca al día siguiente: elegir entre Ibarretxe y López. Ya desde esa primera página se muestra la diferencia de discurso: por un lado, Ibarretxe insiste en hablar de pueblo y en exponer el ataque que sufre desde la pimza “que ejercen ETA y el PSE-PP”. Y aunque ocupe la primera de sección, el espacio de honor se lo lleva Patxi López, al que el diario relaciona con discursos de unidad y esperanza, claramente positivos. Las imágenes también muestran en las piezas informativas a un Ibarretxe sólo que se opone a un López jaleado por sus seguidores en Portugalete. Finalmente, Antonio Basagoiti, aparece en una par muy posterior a estos dos candidatos, relegado en la imagen tras Mariano Rajoy y con un discurso que les convierte en clave de las elecciones, además de totalmente “obamizado”.

El domingo, El Correo confirma su apuesta por la bipolarización de la campaña con un contundente “Ibarretxe o Patxi López” en portada. En el interior del diario se puede leer la preceptiva crónica de la jornada de reflexión, en la que los tres candidatos analizados por este Observatorio ocupan la primera de las dos páginas de la pieza. El discurso en los tres casos es bastante neutro, aunque sí que parece levemente favorable a un López que, a diferencia de los demás candidatos, participa en una actividad pública, como acudir a un partido de baloncesto.

Una vez más, el otro diario de Vocento, El Diario Vasco, es más sutil y equidistante en sus exposiciones. Así, en portada no hay ni imagen ni nombres propios en el titular, pero sí declaraciones de Ibarretxe y López. En el interior, destaca la ausencia a las referencias de “pueblo”, que sí aparecen en El Correo, y que han sido sustituidas por “país” en el cierre de campaña de Ibarretxe. La imagen también es más favorable que en la cabecera vizcaína, ya que el candidato del EAJ-PNV aparece sonriente y acompañado de otros miembros de su plancha. Ubicación, imagen y discurso coinciden en ambas cabeceras cuando se trata de presentar a Patxi López, en el lugar de honor, sonriente y acompañado en la fotografía, y positivo en sus palabras. También Basagoiti recibe el mismo tratamiento icónico y relevancia de la pieza en El Diario Vasco que en El Correo, pero el discurso parece más duro, sobre todo contra Ibarretxe. Finalmente, destaca la elección de la imagen de la Spock Party, en la que el candidato del EAJ-PNV es el centro, que ha elegido la cabecera guipuzcoana para ilustrar un reportaje sobre los actos de campaña más significativos.

El domingo, El Diario Vasco huye de enfrentamientos entre dos candidatos en la portada, pero sí habla de “cita decisiva”. Sin embargo, en el interior, la maquetación sí que permite ver esta bipolarización, con dos imágenes enfrentadas en las que aparecen Ibarretxe y López, mirando cada uno a un espacio diferente, además. El discurso, sin embargo, no es destacable.

En la portada de El Mundo del sábado, sendas fotografías de Zapatero y Rajoy apoyando a los candidatos de sus partidos en las elecciones gallegas. Sólo una pequeña referencia en el texto que acompaña a las fotografías a Euskadi: si pierde el PNV podría haber “un cambio histórico”. En las llamadas laterales hay más referencias a la campaña vasca, entre ellas una que relaciona a Ibarretxe con independentismo. En páginas interiores, plana completa, muy importante, en la que se relata el recorrido por Euskadi de López durante el último día de campaña, relacionando al candidato socialista con el cambio, la ocasión certera, y el optimismo. Patxi López aparece “exultante” ante sus simpatizantes; para El Mundo ésta la campaña más cuidada de los socialistas en mucho tiempo, y su líder desprende energía, esperanza, y promesas fundamentadas de cambio e integración. La siguiente página se refiere al acto de fin de campaña del PNV, en una noticia igualmente muy importante en la que se subraya el perfil independentista de Ibarretxe de un modo explícito, haciendo de hecho referencias a los esfuerzos baldíos durante la campaña por no mostrar esa faceta, que Egibar –principal objeto de la pieza– se ha encargado de azuzar. Se sugiere que Ibarretxe se despide de sus “enfervorecidos” seguidores de modo sensiblero, cansado y pendiente de las intervenciones televisivas. Finalmente Basagoiti aparece en la fotografía de la siguiente página, acompañado por Rajoy, en una noticia muy importante en la que destaquen las continuas referencias literales a las últimas declaraciones de ambos líderes populares –más que arropar, Rajoy resulta preponderante frente al candidato vasco–. Basagoiti es la punta de lanza de un partido compacto, que también se refleja en Obama y que ha peleado durante toda la campaña.

El domingo, El Mundo trae un reportaje a doble página –muy importante– sobre los cabezas de lista de las formaciones que se presentan a las elecciones, incluido en un pequeño despiece Gorka Maneiro, de UPD. La fotografía de conjunto está tomada del debate de ETB-2 y resulta neutra para los tres candidatos analizados. Destaca que se incida que Ibarretxe “se juega su continuidad en la actividad política”, remarcando sus opciones de abandonar la Lehendakaritza –de hecho, esa es la llamada con la que el tema se anuncia en la portada del periódico–, y volcando cierta presión sobre él, que aparece como quien más se juega en las urnas. El discurso podría favorecerle, en tanto que es presentado como carismático, aglutinador del nacionalismo y valorado dentro y fuera del PNV, pero resulta envenenado ya que sugiere que si no continúa al frente del Gobierno, con su marcha el partido, fuertemente dividido, tendrá problemas. López, por su parte, es un candidato fuerte con menos posibilidades de llegar a lehendakari pero con un liderazgo indiscutible dentro del PSE del que el propio partido alardea. Basagoiti es la apuesta de los máximos dirigentes del PP, y tanto éxito como fracaso se podrán atribuir no tanto a él como a las figuras del PP vasco. Se recuerda que es “novato” hasta el punto de que el discurso del periódico puede resultar condescendiente. Una noticia muy importante da cuenta de los viajes realizados durante la legislatura por Ibarretxe y sus consejeros, sugiriendo por una parte derroche y opacidad en cuanto al gasto, y por otra, la idea de que esta es una herramienta de promoción del Gobierno vasco y del nacionalismo, como sugiere otra noticia complementaria de menos importancia. En la siguiente página, otra más se refiere a las delegaciones vascas en el exterior como “embajadas” de Ibarretxe (“trotamundos”), incidiendo en el escandaloso coste de esta red. Las tres piezas que, partido por partido abordan la jornada electoral, resultan muy importantes y lo más destacable que se desprende de ellas es un candidato socialista firme en lo político pero cercano al punto de aparecer en una fotografía animando al Bilbao Basket en sudadera; la figura de Basagoiti ninguneada en favor de la estrategia de su partido –su nombre ni se menciona en la pieza referida al PP–; y un líder peneuvista escudado en su calidad de gestor económico, que ha escondido su pretensión soberanista deliberadamente durante la campaña, y que aparece retratado bastante desfavorecido en la correspondiente fotografía

El sábado, el mitin en Vitoria del PP con la presencia de Mariano Rajoy es la primera noticia de la sección de País Vasco de El País. El titular se refiere a la utilidad del voto que pide Basagoiti para poder  torcer la voluntad de los socialistas, haciendo referencia de nuevo a la capacidad de condicionamiento que querría ejercer el PP sobre un hipotético gobierno dirigido por Patxi López. En la fotografía aparecen Basagoiti, Rajoy y Oyarzabal rodeados de simpatizantes con banderas del PP. El PSE por su parte ocupa un lugar muy destacado centrado en el recorrido del último día de campaña de López. El titular “llamando a las puertas de Ajuria Enea”, juega con el título de la mítica canción de Bob Dylan, que parece ser una de las favoritas de López. En cuanto a la fotografía, en ella aparece el candidato socialista abrazado a la hija de Isaías Carrasco, ex edil asesinado por ETA. El PNV recibe un espacio muy similar al del PSE, dedicado a su acto en el pabellón de la Casilla. El titular se hace eco de la “denuncia” de Urkullu de un  pacto de estado para desalojar a Ibarretxe. La noticia también se centra en la búsqueda de la movilización de las bases por parte del PNV apelando a un posible pacto PSE-PP. En lo que se refiere a la imagen, en la misma aparecen Urkullu e Ibarretxe abrazados, pero de espaldas, al lado de Izaskun Bilbao de cara. Las campañas de País Vasco y Galicia también abre la edición nacional de El País, aunque con especial atención para la campaña gallega, que se lleca la foto de portada con Rajoy y Touriño y el titular aunque se refiere a las elecciones de manera coyuntural, como hipotética vía de escape para “salvar la crisis del PP”. La página de nacional dedicada a la campaña del País Vasco se centra en el intento de movilización de las bases del PNV ante el posible pacto PP-PSE con el titular “si suman 38 se acabó”, mensaje transmitido en el mitin, según señala la información por Urkullu e Ibarretxe.

El domingo, las noticias de la campaña del día de las elecciones se centran en la actividad de los diferentes candidatos en la jornada de reflexión. Sobre este tema aparecen las fotografías de Ibarretxe con su mujer en los jardines de Ajuria Enea y de López en la grada del Bizkaia Arena durante el partido del Iurbentia. En el cuerpo de la noticia también se hace referencia a la actividad del resto de los candidatos. López e Ibarretxe son también los protagonistas de la pieza que abre la sección de País Vasco, un perfil de ambos candidatos que se acompaña de sendas caricaturas de los mismos. Por su parte la noticia dedicada a la campaña en las páginas de nacional se centra en diferentes aspectos de la campaña destacando en el titular el efecto negativo que podría tener la abstención para el PNV. La pieza se
acompaña de diferentes gráficas con los principales datos cuantitativos de las elecciones y un despiece con un breve perfil de los tres candidatos acompañado de sus fotografías. Las elecciones vascas (junto a las gallegas) también aparecen en la portada de la edición nacional desde la perspectiva de una posibilidad de cambio dependiente de la abstención (“El cambio en el País Vasco y Galicia depende de la abstención”).

Arnaldo Otegi se erige en catalizador de la opinión de la izquierda abertzale desde un artículo que Gara lleva a su portada el sábado, junto con la tasa de paro en Euskal Herria y la noticia de que Joxe Joan González de Txabarri gastara durante el primer semestre de 2007 más de 100.000 euros en comidas, lunch y regalos –cuya inclusión puede considerarse una herramienta editorial de desgaste al PNV–. El habitual análisis de las páginas 2 y 3 aborda “lo que se juega cada cual”, centrando la atención en los partidos y no en los candidatos. Pese a ello, las escasas menciones a los líderes pasan por considerar a López una alternativa real a lehendakari que de serlo, tendría una difícil papeleta en su relación con la Moncloa, y a Basagoiti por un “candidato todavía novato”, peón de su partido. En la pieza importante referida al acto de fin de campaña del PNV, se destaca el reparto de roles entre Urkullu –duro, atacando tanto a la izquierda abertzale como al tandem PSE-PP– e Ibarretxe, que dio una imagen de humildad, compromiso con Euskadi y cercanía, pero falto de iniciativas novedosas. Respecto a López, aparece en el titular de la noticia que cubre el acto de fin de campaña de su partido, con gran fotografía junto con Rodolfo Ares, y su discurso se considera falto de compromisos concretos, “cargado de vaguedades” y poco original –en tanto que demasiado inspirado en el de Obama–. Particularmente duro es el retrato subjetivo que se hace del PNV presentándolo como un partido “quejica y acobardado, con miles de afiliados que sólo piensan en lo que se están jugando mañana es su futuro económico y profesional. Y para salvarlo, pretenden hacer creer al electorado abertzale que la suerte del país está unida a la que corran ellos”. Ibarretxe aparece así como un candidato débil utilizado por un partido débil que le ha obligado a plegar la bandera del soberanismo y que utiliza su capital para perpetuarse en el poder. La fotografía es particularmente desfavorable, rompiendo la tendencia de Gara, que durante toda la campaña ha empleado imágenes de los tres candidatos analizados más bien neutras

Gara incide, ya desde la portada del domingo, en que las elecciones están marcadas por el “apartheid político frente a la demanda de democracia del voto a D3M”, y omite referencias a los candidatos a lehendakari. El titular de la noticia que ya en páginas interiores desarrolla la idea resulta especialmente esclarecedor: “Apartheid versus democracia y López versus Ibarretxe”, que refuerza tanto la falta de legitimidad de la cita electoral como la polarización de ésta. Las únicas referencias a los candidatos se incluyen de un modo tan neutro como equidistante, si bien se subraya que la estrategia de López para alcanzar la Lehendakaritza nada tiene que ver con la que en su día emprendió Jaime Mayor Oreja.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: